Se ha dictado recientemente la primera sentencia que libera a unos padres del impago de una hipoteca del hijo, a quien avalaron con sus bienes. El juzgado ha declarado la nulidad de dicha cláusula por abusiva y falta de transparencia.

Se trata del caso de un joven que solicitó una hipoteca y al que avalaron sus padres y hermanos. El joven no contaba con un empleo estable y cuando le resultó imposible seguir pagando y fue requerido por el banco, sus padres comenzaron a asumir los pagos en su lugar. Sin embargo, el juez entiende que el aval era abusivo y además el banco “no explicó bien a los padres y hermanos” lo que éste implicaba y sus consecuencias.

Fuente: Expansion.com