Se ha dictado reciente sentencia en la que se establece el derecho a una compensación económica a favor de una mujer por razón del trabajo y a la familia. Se trata del caso de una pareja de hecho que, al disolverse, el juez de instancia no estimó la procedencia de dicha compensación, si bien fue estimada posteriormente por la Audiencia Provincial. En concreto, se trata de una pareja que convivió durante veintidós años y tuvo cuatro hijas en común.

Según la sentencia, la compensación económica por razón del trabajo se basa en el desequilibrio que se produce entre las economías de los convivientes cuando uno de ellos desarrolle una tarea que no genera excedentes acumulables y el otro realice otra que sí los genera.

Para poder reconocer dicha compensación uno de los miembros de la pareja ha debido trabajar para la casa sustancialmente más que el otro o bien haber trabajado para el otro sin remuneración o con una que sea insuficiente.

Fuente: Noticiasjuridicas.com