Un juzgado ha dictado sentencia condenando al pago de una multa a una entidad bancaria por el comportamiento abusivo con un cliente, al negarle la devolución de unas cantidades indebidamente percibidas.

Si bien la sentencia aún no es firme, el fallo impone una multa de más de cinco mil euros a la entidad que, según recoge la sentencia, atentó contra el principio de buena fe. Se trata de una reclamación del banco a un cliente que ingresó un importe superior al reclamado en un procedimiento en el que se declaró la nulidad de las cláusulas de intereses, demora y comisiones de los contratos suscritos.

Al ser requerido el banco para la presentación de la liquidación de la deuda, una vez descontadas las cantidades por los conceptos declarados nulos, la entidad hizo caso omiso al requerimiento judicial.

Fuente: Poderjudicial.es