El Supremo ha dictado sentencia pronunciándose en el caso de un matrimonio de divorciados en el que el hombre resulta ser el jefe de su exmujer y las consecuencias que tendría el despido de ésta por causa no imputable a ella si su sueldo es el único ingreso que percibe.

Si bien el Supremo viene entendiendo que el pago de una pensión compensatoria debe producirse si en el momento del divorcio o separación se produce un desequilibrio económico, en esta ocasión el Alto Tribunal se pronuncia de forma diferente, ya que los únicos ingresos que percibe la ex esposa son los provenientes de la empresa de su exmarido.

En el momento del divorcio se estableció el pago de una pensión compensatoria de quinientos euros pero la mujer venía cobrando un salario de mil novecientos euros. El Tribunal entiende que se le abonará la cantidad que la mujer deje de percibir hasta completar la cantidad total que recibía por su trabajo.

Fuente: Confilegal.com