El Tribunal Supremo se viene ha pronunciado a favor de que los padres puedan revisar los móviles de sus hijos menores, dentro del ejercicio de la patria potestad.

El Supremo entiende que los progenitores están obligados a realizar cuántas actuaciones sean necesarias si tienen la sospecha de que su hijo menor, ante una comportamiento extraño o anormal del mismo, está siendo objeto de un ataque o acoso a través de un dispositivo móvil, y por lo tanto, los padres pueden actuar sin necesidad de contar con la autorización del menor.

Al no existir actualmente ninguna normativa que se pronuncie sobre estos términos, es importante la aclaración del Alto Tribunal al respecto.

Fuente: Economistjurist.es