El Tribunal Supremo se ha pronunciado ante los recursos presentados contra el Real Decreto que modificaba el Reglamento de la Ley de Ordenación de los Transportes Terrestres y que imponía límites a las empresas VTC.

El Alto Tribunal ha confirmado dichas limitaciones para las VTC, buscando el equilibrio entre las modalidades de transporte urbano y, entre otros, impone el límite de una licencia VTC por cada 30 taxis y exige que la empresa de arrendamiento de vehículos con conductor desarrolle al menos el 80% de sus servicios en el ámbito de la Comunidad Autónoma en la que su autorización esté domiciliada.

Por otro lado, anula el límite impuesto a las empresas de VTC de que dispongan de mínimo 7 vehículos dedicados a esta actividad, aclarando que no se trata de tener mínimo siete vehículos sino de disponer al menos un vehículo dedicado a esta actividad para tener la autorización.

Fuente: Economistjurist.es