El Tribunal de Justicia de la Unión Europea se ha pronunciado en el caso de una abuela búlgara que solicitaba derecho de visita de su nieto, tras el divorcio de sus padres.

La señora solicitó a las autoridades griegas ayuda, al residir en Grecia el menor con su padre de forma habitual, que se declararon incompetentes, por lo que posteriormente recurrió a las autoridades búlgaras que desestimaron su pretensión.

El Abogado General en sus Conclusiones concluye que el concepto de «derecho de visita» incluye a otras personas distintas de los progenitores, ya que dichas personas tienen vínculos familiares de hecho o de Derecho con el menor y establece la competencia de los órganos jurisdiccionales del Estado miembro donde el menor tiene su residencia habitual (en este caso, los tribunales griegos).

Fuente: Elderecho.com