Es muy probable que a estas alturas ya haya usted oído hablar de la nueva obligación que tienen todos los trabajadores autónomos de darse de alta en el Sistema de Remisión Electrónica de Datos (RED). A continuación pasamos a explicar en qué consiste este sistema, quiénes están obligados a llevarla a cabo, y cuánto tiempo disponemos para ello.

¿QUÉ ES Y PARA QUÉ SIRVE EL SISTEMA RED?

El sistema RED (info en esta web) es una plataforma de la Tesorería General de la Seguridad Social (TGSS) destinada a dar cumplimiento a los objetivos de progresiva informatización de trámites y gestiones administrativos que se han propuesto todas las administraciones públicas (al menos las dependientes del Estado), ya sea mediante un autorizado RED (lo más usual es autorizar a un gestor o colaborador social) o directamente por el propio autónomo.

Hemos de matizar que en la práctica, lo que se impone con la nueva normativa a los autónomos es la obligación de realizar los trámites con la TGSS de manera telemática mediante el sistema de comunicaciones electrónicas.

Dicho esto, actualmente, la TGSS dispone de dos medios o canales válidos para ello: el sistema RED, y a través de la Sede Electrónica de la Seguridad Social (SEDESS).

“La incorporación de los trabajadores autónomos al Sistema RED se podrá materializar tanto en los términos y condiciones generales de la Orden ESS/484/2013, de 26 de marzo, como por el uso de los medios disponibles en la sede electrónica de la Secretaría de Estado de la Seguridad Social”.

Para darse de alta en el sistema RED, sea cuál sea la opción del autónomo (por sí mismo o por autorización a un tercero), y para acceder al mismo, será necesario disponer de un certificado electrónico admitido por la Seguridad Social (si no dispone de él, contacte con Abbantia  y le gestionamos su solicitud); y posteriormente solicitar autorización para operar en el sistema RED en la Sede Electrónica.

En el caso del SEDESS, también será válido el DNI electrónico o el sistema [email protected] no obstante, de acceder con este último, el sistema no permite la consulta y firma de notificaciones telemáticas, lo cual es de extrema importancia, ya que es el medio por el que la TGSS va a comunicarse con el autónomo.

Como avanzábamos, el sistema RED permite, entre otras:

1. La afiliación, altas, bajas y variaciones de datos, consultas y peticiones de informes.

2. En tanto a la cotización, el ingreso o pago electrónico de las cuotas de Seguridad Social, la presentación de documentos, y otros trámites relacionados.

3.  Obtener el Informe de Vida Laboral del autónomo y la relación nominal de los trabajadores de alta a cargo del autónomo o sociedad.

4.  Solicitar Informe de Bases de Cotización

5. Tramitación de procesos de Incapacidad Temporal, altas, bajas, accidentes de trabajo o enfermedad profesional.

6. Trámites con el INSS (Instituto Nacional de la Seguridad Social) sobre maternidad o paternidad.

7. Gestiones relacionadas con el Código de Cuenta de Cotización (CCC) y el Numero de Afiliación a la Seguridad Social (NAF)

8. Cambios en relación a la base de cotización de los trabajadores autónomos.

9. Modificación de la actividad del autónomo.

10. Gestiones y modificaciones del autónomo en relación con la cobertura por las contingencias para la incapacidad temporal, accidentes de trabajo y enfermedad profesional, cese de actividad y mutua protectora.

11. Variación de datos de domiciliación en cuenta para el ingreso de cuotas, cambio de domicilio, teléfono y correo electrónico.

12. Solicitud de devolución de ingresos en los regímenes y sistemas especiales.

13. En tanto a deudas con la Seguridad Social, pago, consulta de origen y cuantía de las mismas, solicitud de aplazamiento o fraccionamiento, y de documentos de ingreso.

¿QUIÉNES ESTÁN OBLIGADOS A LLEVARLA A CABO?

En primer lugar apuntar a que, aunque en la nueva Orden ESS/214/2018, de 1 de marzo  que establece la obligación de alta en el sistema de remisión electrónica de datos, formalmente amplia el ámbito de aplicación “a los trabajadores por cuenta propia integrados en los Regímenes Especiales de la Seguridad Social de los Trabajadores por Cuenta Propia o Autónomos”, y no se especifica si se trata de aquellos que tengan trabajadores a su cargo o no, en la realidad dicha obligación recae a aquellos autónomos que se encuentren el primero de los casos. De esta manera, a aquellos otros que no tengan trabajadores por cuenta ajena contratados no les obligatorio el alta en el sistema RED.

Esta obligación se extiende también a los trabajadores autónomos pertenecientes al Sistema Especial de Trabajadores Agrarios (SETA), y aquellos otros del grupo primero del Régimen Especial de Trabajadores del Mar.

No obstante, la propia Orden también ha eximido de dicha obligación a los autónomos pertenecientes a:

–      El Sistema de Empleados del Hogar.

–      Los Profesionales taurinos.

–      El Régimen Especial de Trabajadores del Mar, grupos de cotización segundo y tercero.

Es por lo que los autónomos que no estén obligados a incorporarse al sistema de comunicaciones electrónicas por razón de la actividad, o por carecer de trabajadores a su cargo, únicamente deberán facilitar a la Administración al menos un teléfono de contacto y un correo electrónico.

No obstante, hemos de decir que aún a falta de obligación, el sistema RED ofrece una serie de ventajas y facilidades que la convierten en una herramienta muy atractiva para muchos trabajadores por cuenta ajena, como la innecesariedad de tramitar las solicitudes e instancias en papel, físicamente ante la administración (con las colas y molestias que ello causan), disponibilidad de realizar trámites y gestiones con la administración 24/7, portal de información muy interesante para autónomos, ahorro de tiempo y recursos, etc…

EN CASO DE SERNOS OBLIGATORIO ¿CUÁNTO TIEMPO DISPONEMOS PARA ELLO?

Si está usted comprendido en el ámbito de aplicación de la nueva norma que obliga a registrarse en el sistema RED, la Orden ESS/214/2018 de 1 de marzo, que entró en vigor a partir del pasado 1 de abril, disponía un plazo de adaptación para los autónomos de seis meses desde aquella fecha, es decir, que será de obligado cumplimiento a partir del próximo 1 de Octubre.

Alejandro Bugarín Romero

Abogado/Lawyer

Oficina de Sevilla

Abbantia.com