• Asesoramiento jurídico en la redacción e interpretación de los condicionados generales y particulares de las pólizas.
  • Tramitación de siniestros: determinación de la cobertura, fijación de las reservas, rehúse o aceptación del siniestro.
  • Defensa ante los tribunales de las aseguradoras y/o sus asegurados.
  • Interposición de acciones de repetición para la salvaguarda de intereses de la entidad aseguradora.

Profesionales responsables del área de práctica